Menu

El Yin Yoga consiste en mantener las posturas durante un periodo de tiempo bastante largo, entre 4 y 7 minutos normalmente.

El objetivo es solicitar en profundidad los tejidos conjuntivos y las articulaciones para eliminar  todas las tensiones acumuladas al largo del día, vaciar la mente y reequilibrar la energía. El Yin Yoga simboliza la meditación, la profundidad y la inmovilidad y se opone al Yang Yoga que representa la acción, la superficialidad y el movimiento. Los dos son útiles para el binestar y la búsqueda del equilibrio a todos niveles y es por ello que deben de ser complementarios.